Conducir en neblina puede ser una experiencia desafiante y peligrosa para cualquier conductor. La neblina puede reducir significativamente la visibilidad en la carretera, lo que hace que sea difícil ver los obstáculos y otros vehículos. Si no se toman precauciones adecuadas, puede ser fácil verse involucrado en un accidente automovilístico. 

De acuerdo con Autofactel Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), el fenómeno de la neblina se forma cuando los vientos fríos del sur, a niveles bajos, interactúan con vientos del norte de niveles medios y húmedos. En otras palabras, la niebla se produce cuando el aire cercano a la superficie terrestre entra en contacto con otras masas de aire de diferentes características.

En este blog, proporcionaremos algunos consejos útiles para conducir en neblina y mantener tu seguridad en la carretera.

Reduce la velocidad

La velocidad es uno de los factores más importantes en la seguridad de la conducción en neblina. Al reducir la velocidad, tendrás más tiempo para reaccionar ante cualquier obstáculo que se presente en la carretera. Recuerda que cuanto más rápido conduzcas, menos tiempo tendrás para reaccionar, lo que aumentará el riesgo de un accidente. También es importante recordar que la visibilidad puede cambiar rápidamente en la neblina, por lo que debes conducir a una velocidad que te permita frenar a tiempo si es necesario.

Enciende las luces

Asegúrate de encender las luces de tu vehículo, incluyendo las luces antiniebla si las tienes. Las luces te ayudarán a ver mejor y a hacer que tu vehículo sea más visible para otros conductores. No enciendas las luces altas ya que la luz se refleja en la niebla y empeorará la visibilidad. Según los blogs de Motor Mapfre: las luces antiniebla traseras son obligatorias, pero solo pueden usarse cuando la niebla es muy densa, es decir, cuando no se ve más allá de doscientos metros. 

El uso de las delanteras es opcional y pueden utilizarse con niebla más o menos densa. Muchos vehículos no cuentan con ellas, por lo que encenderlas será solo decisión del conductor. En el caso de que tu vehículo no disponga de luces delanteras antiniebla, es conveniente que circules con las luces de cruce o de posición, de esta manera, conseguirás que el resto de coches te vean mejor.

Lo que no debes hacer nunca es recurrir a las luces de carretera, ya que no solo no te harán ver mejor, sino que conseguirán el efecto contrario. La explicación es que, al ser unas luces más potentes, se reflejan en la niebla creando una pantalla luminosa que impide ver la vía.

Es esencial resaltar que, de acuerdo con el Reglamento Nacional de Tránsito, es obligatorio encender las luces intermitentes de emergencia. Si no las llevas, te arriesgas a ser sancionado por la papeleta G31B. Esta falta es considerada grave, y la sanción es una multa de S/ 368.00 y la suma de 20 puntos al récord del conductor.

Usa los limpiaparabrisas

La niebla puede causar que el parabrisas se empañe, lo que dificulta aún más la visibilidad. Asegúrate de que tus limpiaparabrisas estén en buen estado y úsalos para mantener el parabrisas limpio y despejado, así evitarás perder más visibilidad. 

Mantén una distancia segura

Al conducir en neblina, debes mantener una distancia segura con los vehículos que están delante de ti. La visibilidad reducida hace que sea difícil ver lo que está sucediendo en la carretera, por lo que debes mantener una distancia suficiente para tener tiempo de reaccionar si el vehículo de adelante se detiene o tiene un accidente. Siguiendo lo detallado en Autofact, la visibilidad horizontal durante la neblina puede reducirse a menos de mil metros. Ten en cuenta la regla de las 3V, la que indica que Visibilidad, Velocidad, y distancia con el Vehículo delantero deben ser el mismo valor. Por ejemplo, si la visibilidad se reduce a 40 metros, la velocidad máxima debe ser de 40 km/h y la distancia de seguridad de 40 metros.

Presta atención a las líneas de la carretera

Las líneas de la carretera pueden ser útiles para mantenerte en el carril correcto y evitar salirte de la carretera. Presta atención a las líneas de la carretera y usa las luces de los otros vehículos para mantenerte en el carril correcto. 

Mantén la calma

Conducir en neblina puede ser estresante, pero es importante mantener la calma y la concentración mientras conduces. No te sientas presionado por otros conductores que quieran pasar y mantén tu velocidad y distancia segura.

Asegúrate de que tu vehículo esté en buen estado

Antes de conducir en neblina, asegúrate de que tu vehículo esté en buen estado. Asegúrate de que tus frenos, neumáticos, luces intermitentes, llantas delanteras y traseras, entre otros componentes vehiculares, estén funcionando óptimamente. Recuerda que registrándote en simpliCAR, puedes ocuparte de hacer reparaciones y mantenimiento a tu auto a través de los mejores talleres de calidad

Nosotros estamos capacitados para solucionar y gestionar todos tus problemas de auto y contamos con un sistema de filtración y selección de talleres automotrices de acuerdo a estándares preestablecidos basados en calidad de servicio, precios competitivos, óptimas condiciones, y circunstancias de nuestros clientes. Puedes ir a nuestra página de inicio para iniciar sesión y usar nuestro cotizador automático para agendar un servicio o escribirnos por WhatsApp.

buenestado.webp

Agenda tu servicio aquí