La suspensión y la amortiguación son componentes esenciales de un vehículo que influyen directamente en su manejo, comodidad y seguridad. Estos sistemas trabajan en conjunto para proporcionar una experiencia de conducción suave y controlada, absorbiendo impactos, manteniendo el contacto con la superficie y minimizando las vibraciones. En este artículo, exploraremos en detalle la importancia, los componentes y el mantenimiento de la suspensión y la amortiguación en un vehículo.

De acuerdo con Autofact, en general se podría decir que los amortiguadores son los encargados de controlar el movimiento de las ruedas y mantener la estabilidad del vehículo en cualquier superficie. Las barras estabilizadoras ayudan a controlar el balanceo del vehículo en curvas y baches. Los resortes soportan el peso del vehículo y ayudan a mantener la altura adecuada del vehículo. Mientras que la suspensión de un auto tiene una configuración más compleja que la de una moto debido a su peso y tamaño. Además, los autos tienen diferentes tipos de suspensión, como la suspensión independiente y la suspensión de eje rígido.


Hay dos tipos de suspensión

Según el blog publicado por Mitsubishi Motors, debemos resaltar dos tipos de suspensión, y en especial, un subtipo de suspensión que es el más usado en el mercado actualmente.

suspensión.webp

Suspensión delantera dependiente

Imagina que se trata de una barra rígida que conecta las ruedas delanteras, típicamente soportadas por amortiguadores y resortes de láminas. Este tipo es común en camiones.  

Suspensión delantera independiente

En un auto con una suspensión independiente cada rueda, usualmente, las frontales, se fijan por separado a la carrocería del vehículo, permitiéndoles moverse independientemente de la otra, excepto cuando se encuentran unidas por una barra antideslizante. Existe un gran número de subtipos para este tipo de suspensión. Entre ellas se incluye la suspensión McPherson, que es la suspensión más usada en la actualidad, en especial por marcas europeas. Este tipo de suspensión está diseñada simple pero es sistemáticamente muy efectiva. Combina un amortiguador y un muelle helicoidal en una sola unidad. Esto proporciona un sistema de suspensión más compacto y ligero, usualmente usado en vehículos de tracción delantera.

¿Por qué debo tener un buen sistema de amortiguación y suspensión en un vehículo?

MORTIGUACION.jpeg

La suspensión y la amortiguación cumplen varias funciones cruciales en un vehículo:

  • Absorción de impactos: La suspensión y los amortiguadores absorben los impactos causados por irregularidades en la carretera, como baches y desniveles. Esto evita que las vibraciones y las sacudidas se transmitan directamente al chasis y a los pasajeros, brindando una experiencia de conducción más cómoda.

  • Mantenimiento del contacto con la carretera: Estos sistemas aseguran que las ruedas mantengan un contacto constante con la superficie de la carretera, lo que mejora la tracción y la estabilidad, especialmente en curvas y maniobras evasivas.

  • Control de la carrocería: La suspensión y los amortiguadores controlan el movimiento de la carrocería del vehículo, reduciendo el balanceo lateral y el cabeceo al frenar o acelerar bruscamente.

  • Reducción de vibraciones: Al absorber vibraciones y oscilaciones no deseadas, la suspensión y la amortiguación mejoran la comodidad de los ocupantes y reducen la fatiga durante viajes largos.

Componentes de la Suspensión y la Amortiguación

  • Resortes: Los resortes son componentes elásticos que soportan el peso del vehículo y ayudan a mantener la altura adecuada. Pueden ser de diversos tipos, como helicoidales o de hojas.

  • Amortiguadores: Los amortiguadores son dispositivos hidráulicos diseñados para controlar el movimiento oscilatorio de los resortes. Disipan la energía generada por el movimiento de arriba abajo, evitando que el vehículo rebote excesivamente.

  • Barras estabilizadoras: Las barras estabilizadoras conectan las ruedas opuestas entre sí y ayudan a reducir el balanceo lateral en curvas.

  • Brazos de suspensión: Los brazos de suspensión son componentes que conectan las ruedas a la estructura del vehículo. Permiten el movimiento vertical mientras mantienen la alineación de las ruedas.

Mantenimiento y Cuidado

Un mantenimiento adecuado de la suspensión y la amortiguación es esencial para garantizar un funcionamiento óptimo y prolongar la vida útil del vehículo:

  • Inspección Regular: Realiza inspecciones visuales para verificar la integridad de los componentes, incluyendo el estado de los resortes y la ausencia de fugas de los amortiguadores.

  • Reemplazo Oportuno: Los amortiguadores tienden a desgastarse con el tiempo y el uso. Es importante reemplazarlos cada 80,000 a 100,000 kilómetros o según las recomendaciones del fabricante.

  • Alineación y balanceo: Mantén una alineación y balanceo adecuados para reducir el desgaste irregular de los neumáticos y asegurar un manejo estable.

  • Carga excesiva: Evita sobrecargar el vehículo, ya que esto puede comprometer la efectividad de la suspensión y los amortiguadores.

  • Conducción cautelosa: Evita golpes y baches bruscos que puedan someter a los componentes de la suspensión a tensiones excesivas.

¿Cómo saber si necesito cambiar o reparar mi sistema de suspensión y/o amortiguación?

De acuerdo a Race.es, los siguientes son signos de desgaste del amortiguador:

  • Los neumáticos se desgastan de manera irregular.

  • El tiempo y la distancia de frenado aumentan.

  • Tienes mayor dificultad para controlar el vehículo cuando circulas por curvas o zonas mojadas.

  • Notas vibraciones en el volante.

  • El vehículo es más sensible al viento lateral.

  • Se produce deslumbramiento por la noche.

  • Se hunde el eje trasero al acelerar.

  • Se produce fuga del fluido hidráulico.

  • Los amortiguadores tocan fondo y se clavan en baches muy pronunciados.

Por otro lado, el artículo de la página Moogparts, recalca que las señales de problemas en la suspensión son las siguientes:

  • Inclinación del auto hacia un lado o hacia atrás cuando aceleras

  • Sentir muy fuerte cada bache de la carretera

  • Si notas que un ángulo de tu vehículo está más bajo que otros

  • Cuando tienes dificultad al momento de girar

Por otro lado, es sumamente importante mencionar que si notas que tus amortiguadores o muelles de suspensión están muy grasientos o tienen un aspecto aceitoso, es muy posible que estén perdiendo líquido. Esto significa que no funcionarán correctamente cuando los necesites. Contáctese inmediatamente con nosotros, en simpliCAR podemos resolver tu problema, desde el traslado de tu auto, a la conexión con tu taller ideal y de calidad

En resumen, la suspensión y la amortiguación son elementos cruciales para la seguridad y el confort en la conducción. Un entendimiento sólido de su funcionamiento, componentes y mantenimiento te permitirá disfrutar de una experiencia de manejo más segura, suave y agradable en tu vehículo. Recuerda siempre seguir las recomendaciones del fabricante y contar con la asistencia de profesionales para cualquier reparación o ajuste necesario.


Contacto

En simpliCAR contamos con una plataforma fácil de usar, inmediata y efectiva en darte la experiencia de usuario que necesitas para gestionar tu vehículo y mantenerlo en su mejor estado. Además, contamos con talleres y proveedores expertos, de primera calidad y 100% confiables.

Contáctanos vía WhatsApp para cualquier consulta aquí - simpliCAR contacto.

Agenda tu servicio aquí