grafico.webp

Los accidentes de tráfico son una situación estresante y, a menudo, pueden resultar en lesiones personales, daños a la propiedad o ambas cosas. Si te has visto involucrado en un accidente, es importante que tomes medidas inmediatas para asegurarte de que estás a salvo y de que tus necesidades se atienden adecuadamente. Una de las primeras preguntas que puedes hacerte es si debes llamar primero a tu compañía de seguros o si debes llevar tu vehículo directamente al taller. 

De acuerdo con Arpen.com, por regla general no estás obligado a reparar tu vehículo en la red de talleres concertados de tu compañía aseguradora. Nadie puede obligarte a hacer uso de ellos. De hecho, llevar su auto al taller de confianza es la opción que elige el 40% de los conductores. Eso sí, todo tiene ventajas e inconvenientes. En este blog, analizaremos los pros y los contras de cada opción para ayudarte a tomar una decisión informada.

Si Llamas a tu compañía de seguros primero

La mayoría de las compañías de seguros tienen un número de teléfono de emergencia que puedes llamar en caso de accidente. Si te encuentras en una situación en la que has chocado y no sabes qué hacer, llamar a tu compañía de seguros puede ser una buena opción.

Ventajas

Una de las principales ventajas de llamar a tu compañía de seguros primero es que pueden proporcionarte una guía paso a paso sobre qué hacer después de un accidente. Por ejemplo, si no estás seguro de qué información necesitas recopilar, cómo tomar fotografías de la escena o cómo presentar un reclamo, la compañía de seguros puede guiarte a través de todo estos procesos particulares.

Otra ventaja de tomar esta decisión es que la compañía de seguros puede ayudarte a encontrar un taller cercano para llevar tu vehículo. Muchas compañías tienen talleres recomendados que ofrecen reparaciones aprobadas por ellos. Esto puede ser una opción conveniente si no estás familiarizado con los talleres de reparación locales o si no estás seguro de cómo encontrar uno que sea de confianza. 

Debemos recordarte, que de ser usuario de simpliCAR, procesar tu seguro con nosotros y/o contactarnos en caso de una situación de emergencia, nosotros te podemos proporcionar el taller ideal para ti a través de un filtro y selección en base a estándares A1 del sector automotriz, tomando en cuenta tus circunstancias y preferencias.

Desventajas

Una posible desventaja de llamar a tu compañía de seguros primero es que puede tomar algún tiempo para hablar con un representante. Si estás en una situación de emergencia y necesitas ayuda inmediata, quedarte en espera para hablar con un representante de la compañía de seguros puede ser frustrante y te puede hacer sentir fuera de control. 

Por otro lado, algunas compañías de seguros pueden querer investigar el accidente antes de autorizar cualquier reparación en tu vehículo. Si quieres reparar tu vehículo de inmediato porque necesitas tu auto para un compromiso ya establecido y no puedes esperar a que la compañía de seguros investigue el accidente, llevar tu carro directamente a un taller puede ser una mejor opción.

También, en muchos casos ocurre que, el seguro tiene limitaciones de la póliza. Dependiendo de tu póliza, es posible que tu compañía de seguros solo cubra los costos de reparación en talleres específicos. Esto puede limitar tus opciones  y hacerte sentir que no tienes control sobre el proceso que tu auto está pasando para solucionar sus averías. 

En esta misma línea, en cuanto al asunto de deducibles (según Consorcio.cl, al contratar un seguro con deducible, tu acuerdo con la aseguradora considera que, en caso de que tu bien asegurado sufra un daño, tú pagarás una parte predeterminada de éste); si decides presentar una reclamación, es posible que tengas que pagar un deducible antes de que la aseguradora cubra los costos de reparación. Esto puede ser costoso y aumentar tus gastos a largo plazo.

Si llevas tu vehículo directamente al taller

Elegir taller también tiene muchas ventajas y algunos inconvenientes, sin embargo, es tu elección y si deseas llevar tu vehículo al establecimiento de tu confianza, puedes hacerlo tranquilamente sin estar sujeto a lo que te recomiende tu aseguradora. Eso sí, la compañía pedirá justificantes de los gastos de la reparación y podrá solicitar a un perito el examen del auto con el fin de justificar las reparaciones y evitar fraude.

Ventajas

Una de las principales ventajas de llevar tu vehículo directamente al taller es que puedes comenzar a obtener reparaciones inmediatamente. Si has tenido un accidente menor y solo necesitas reparaciones menores en tu vehículo, llevarlo directamente al taller puede ser la opción más rápida y conveniente. Además, si llevas tu vehículo a un taller que ya conoces y confías en su trabajo, puedes estar seguro de que tu vehículo está en buenas manos.

Por otro lado, es lógico pensar que el taller recomendado por la aseguradora pueda tender a posicionarse del lado de la compañía, ya que en realidad es su cliente principal y la que le proporciona un gran volumen de negocio. Esto es algo que no ocurrirá en un taller de tu confianza, donde lo más probable es que defiendan mejor tus intereses particulares.

Desventajas

Una posible desventaja de llevar tu vehículo directamente al taller es que puede ser difícil saber qué reparaciones necesitas. Si no estás seguro de lo que está mal con tu vehículo, llevarlo directamente al taller puede resultar en un diagnóstico incorrecto y, por lo tanto, en costos adicionales.

Finalmente, una de las desventajas de esta opción es que puede ser que termines perdiendo dinero o limitando tus opciones por elegir taller que siempre has acudido y en el que confíes (¡aunque no siempre es el caso!). Si vas directamente al taller de reparación, puede que no tengas la oportunidad de comparar precios y servicios con otros talleres de reparación que te puede recomendar tu aseguradora, a fin de cuentas siempre es mejor tener varias opciones y después elegir cuál es la mejor de todas. En el caso que no investigues otras opciones, es posible que te pierdas la oportunidad de obtener una mejor oferta o de encontrar un taller de reparación que se especializa específicamente en reparaciones que necesita tu auto (que no siempre es tu taller de confianza). 

GRÁFICO PARA QUE TOMES UNA DECISIÓN INFORMADA

A fin de cuentas, el caso es el siguiente: Decidir de acuerdo con tus necesidades particulares y circunstancias; si deseas reparar tu vehículo en talleres que tienen convenio con tu aseguradora o si buscas que el taller de tu preferencia u otro que sea recomendado por alguien que confías, haga las reparaciones.

Para tomar una decisión informada y sin altibajos que pueden posiblemente dañar tu vehículo aún más, consumirte más tiempo, o hacerte gastar una mayor cantidad de dinero, sigue los siguientes pasos detallados en el gráfico:

Artículo de ElEconomista.mx: Fuente Coru.com / Gráfico SimpliCAR Team

Talleres de confianza

A continuación, proporcionamos la lista de talleres con los que trabajamos:

Es importante resaltar que estos talleres están valorizados en altos estándares dentro de la industria automotriz gracias a su efectividad, seguridad, confiabilidad, y óptimo servicio. Desde nuestra base, ellos son filtrados y seleccionados a partir de criterios que se adecúen a tus necesidades y circunstancias. Nosotros te asesoramos para que tu taller de confianza sea el ideal. Además, frente a cualquier accidente o avería repentina, no dudes en ponerte en contacto con nuestros operadores para solucionar tu problema. Puedes escribirnos por WhatsApp para atender tus dudas sobre reparaciones y costos aquí: simpliCAR Contacto.

Agenda tu servicio aquí