Si tu auto está perdiendo más gasolina de la cuenta o se está reduciendo su potencia al acelerar, entonces, es muy posible que el problema se encuentre en el filtro del aire, el cual debe ser cambiado de inmediato. Si no tienes idea de cómo cambiar un filtro de aire, entonces continúa leyendo este artículo porque aprenderás a hacerlo de una manera fácil y rápida.

filtro.webp

Qué es y para qué sirve el filtro de aire

De acuerdo con Automovil Magazine, los filtros de aire son prácticamente «los pulmones» del coche. El motor necesita aire para funcionar. La suciedad y las partículas de polvo que están en el aire podrían destruir el motor si no se filtra. El filtro de aire se encarga de que únicamente llegue aire limpio al compartimento de motor. Con el paso del tiempo, sin embargo, los finos poros se pueden obstruir por lo que ya no puede pasar más aire. Entonces la mezcla de aire y combustible se vuelve cada vez más grasienta y la potencia del motor disminuye. Sobre todo la aceleración se ve fuertemente perjudicada.

Cómo cambiarlo: Paso por paso

Cambiar el filtro de aire en un automóvil es un procedimiento relativamente sencillo que puede hacerse siguiendo estos pasos generales:

1. Localiza la ubicación del filtro de aire

El filtro de aire se encuentra generalmente en una caja de plástico rectangular cerca del motor. Puedes consultar el manual del propietario de tu vehículo si no la encuentras para obtener instrucciones específicas sobre cómo ubicarla en tu modelo de auto en particular.

2. Abre la caja del filtro de aire

Después de localizar la caja del filtro de aire, retira la tapa o los clips que la aseguran. Algunos vehículos tienen una tapa con sujetadores de tornillo o clips, mientras que otros solo requieren que deslices la cubierta hacia un lado. Siempre ten herramientas preparadas como un destornillador y guantes para evitar que tus manos se deslicen o hagan fricción al momento de abrir la caja.

3. Retira el filtro de aire viejo

Una vez que hayas abierto la caja del filtro de aire, retira con cuidado el filtro viejo. Puedes hacerlo levantándolo directamente o deslizándolo fuera de la caja, dependiendo del diseño. Analiza bien el filtro: Hay veces que con limpiarlo ya es suficiente y te puedes guardar el filtro nuevo para otra ocasión. Compara ambos filtros, así podrás ver si está efectivamente dañado o solo demasiado sucio. En caso de que esté en buen estado, limpialo y colócalo nuevamente. Si está dañado, coloca el nuevo.

4. Limpia la caja del filtro de aire

Antes de instalar el nuevo filtro, asegúrate de que la caja esté limpia y libre de cualquier suciedad o escombros. Puedes usar un paño limpio o una aspiradora para eliminar cualquier residuo, e incluso puedes pasar un trapo húmedo si lo ves necesario.

5. Instala el nuevo filtro de aire

Coloca el nuevo filtro de aire en la posición correcta dentro de la caja, puedes guiarte de cómo estaba posicionado el filtro que sacaste. Asegúrate de que esté orientado en la dirección correcta, generalmente hay flechas indicando el flujo de aire. Asegura la tapa de la caja del filtro de aire nuevamente.

6. Cierra la tapa de la caja del filtro de aire

Verifica que la tapa esté asegurada correctamente, ya sea mediante sujetadores de tornillo o clips. Haz un doble-check para garantizar que esté bien sellada para evitar la entrada de aire no filtrado al motor. Si queda muy suelta podría provocar un fallo en el funcionamiento del filtro del aire.

¡Y eso es todo! Has cambiado con éxito el filtro de aire de tu vehículo. Recuerda que es recomendable seguir las instrucciones específicas del fabricante de tu vehículo, ya que los pasos pueden variar ligeramente según el modelo y año del auto. Si notas que tu auto tiene problemas con el filtro que no tienes tiempo o son muy complicado de solucionar, u otra avería que esté afectando sus componentes, entonces no dudes en contactar a simpliCAR para que solucione tus problemas vehiculares. 

Agenda tu servicio aquí