La transmisión de un vehículo es una de las partes más importantes de cualquier automóvil. Es el componente encargado de transferir la potencia del motor a las ruedas para que el vehículo se mueva. Si la transmisión no está funcionando correctamente, el vehículo puede tener dificultades para acelerar, cambiar de velocidad o incluso moverse en absoluto. 

De acuerdo con el blog de DercoCenter sobre qué es la transmisión, para saber cómo funciona la transmisión de un auto es necesario conocer los distintos elementos que la conforman, además de la manera en que se interrelacionan, ya que, como en todo engranaje, estos componentes deben trabajar de forma conjunta y coordinada. 

  1. Embrague: Esta pieza está ubicada entre la caja de velocidades y el motor, y es fundamental para los vehículos con transmisión manual, ya que permite al conductor cambiar de velocidad y mantener un control preciso del vehículo en diferentes situaciones de conducción. Su función principal es permitir cambios de velocidad suaves y sin problemas.

  2. Caja de cambios o de velocidades: Esta puede ser automática o manual y se encuentra entre el embrague y el eje motriz. Su función principal es transferir la energía del motor a las ruedas del vehículo para propulsar hacia adelante o hacia atrás, cambiando la relación de transmisión entre el motor y las ruedas.

  3. Árbol de transmisión: El árbol de transmisión, también conocido como cardán, es un componente mecánico utilizado en vehículos con tracción trasera y en algunos de tracción integral, que se encarga de transmitir el par motor desde la caja de cambios al diferencial y posteriormente a las ruedas traseras.

  4. Diferencial: El diferencial es un componente mecánico esencial en un vehículo que permite la distribución de la potencia del motor a las ruedas de forma eficiente y segura, especialmente en curvas y terrenos irregulares. Cuando un vehículo gira, las ruedas exteriores deben recorrer una distancia mayor que las ruedas interiores. Sin un diferencial, esto generaría una diferencia en la velocidad de las ruedas y podría hacer que el vehículo patine o incluso pierda el control.

  5. Palieres: Conocidos también como semiárboles de transmisión, son unas barras que giran con la misma orientación de las ruedas motrices, y tienen la no menos prominente tarea de transmitir hacia éstas el movimiento que sale del diferencial.

En este blog, vamos a discutir los 5 problemas más comunes de transmisión en los vehículos que todo conductor debe conocer.

Fugas o bajo nivel de líquido de transmisión

Una de las principales causas de los problemas de transmisión es la fuga de líquido de transmisión. La transmisión de un vehículo requiere líquido de transmisión para lubricar los componentes internos y para mantener el sistema funcionando correctamente. Si hay una fuga de líquido de transmisión, puede provocar daños en la transmisión y reducir la eficiencia de la misma. La fuga de líquido de transmisión se puede identificar por manchas de líquido en el suelo debajo del vehículo o por un olor a quemado; y suelen deberse a alguna junta defectuosa, el tapón de drenaje – si lo hubiera – está flojo o mal apretado, o bien la carcasa de la transmisión tenga alguna fisura o daño (Según el blog de Total Energías sobre la fuga de líquido de transmisión). Si la fuga es muy pequeña, hasta el momento de repararla, basta con vigilar el nivel y rellenar en caso necesario. Eso sí, en la mayoría de los casos conviene reparar la fuga lo antes posible. Es importante solucionar cualquier fuga de líquido de transmisión de inmediato para evitar daños mayores. 

liquido.webp

Problemas de embrague

El embrague es el componente que permite cambiar de velocidad en un vehículo con transmisión manual. El embrague puede experimentar varios problemas, como desgaste excesivo, deformación o rotura. Los síntomas de un embrague defectuoso incluyen dificultades para cambiar de velocidad, ruidos extraños, vibraciones y un pedal de embrague suave o duro. Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante llevar el vehículo a un mecánico de confianza para que lo revise y realice las reparaciones necesarias. De acuerdo con el artículo sobre transmisión de la página Autocosmos, las causas más comunes que ocasionan esto pueden ser: que el líquido de la transmisión está bajo, no tenga la viscosidad correcta, se necesite ajustar los cables de los cambios o la conexión con el embrague.

embrague.webp

Problemas de solenoide

Según el blog sobre solenoides de la página Transmisiones Veinte 07, los solenoides se encuentran presentes en muchas partes del vehículo: como los inyectores, el motor de arranque, y la transmisión automática: en este último sistema, su función es actuar como sensor para emitir señales al motor, aumentar o disminuir la presión, para preparar la marcha para conducir o detener el vehículo. En efecto, son componentes electromagnéticos que se utilizan en las transmisiones automáticas para controlar el flujo de líquido de transmisión. Si un solenoide está dañado o no funciona correctamente, puede provocar problemas de cambio de marcha, retrasos en los cambios de marcha o incluso la incapacidad de cambiar de marcha. También, pueden provocar un aumento en el consumo de combustible y una disminución en la eficiencia de la transmisión. Si sospechas que tu vehículo tiene problemas de solenoide, es importante llevarlo a un mecánico de confianza para que lo revise y realice las reparaciones necesarias.

solenoide.webp

Problemas de sincronización

La sincronización es la capacidad de la transmisión de cambiar de velocidad de manera suave y sin problemas. Esta también puede afectar la eficiencia de la transmisión y aumentar el consumo de combustible. Los problemas de sincronización en la transmisión pueden manifestarse de varias formas, como la dificultad para cambiar de marcha, los cambios de marcha bruscos, las revoluciones elevadas del motor sin que el vehículo aumente de velocidad, y otros síntomas similares. La causa exacta de los problemas de sincronización en la transmisión puede variar, pero a menudo están relacionados con problemas en el sistema de control de la transmisión, como un sensor de velocidad o un solenoide que no funcionan correctamente. Si sospechas que tu vehículo tiene problemas de sincronización, es importante llevarlo a un mecánico de confianza para que lo revise y realice las reparaciones necesarias.

sincronizacion.webp

Problemas de convertidor de par

El convertidor de par es una parte importante de la transmisión que permite que el motor funcione mientras el vehículo está detenido. Según el blog de la página Tcmatic sobre los fallos del convertidor de par, Cuando el convertidor de par se vuelve defectuoso, el vehículo debe realizar un sobreesfuerzo para mantener los mismos niveles de velocidad. El funcionamiento del motor requerirá más revoluciones por minuto, lo que disminuirá la presión del fluido de transmisión y hará que el vehículo consuma más combustible. En un caso extremo, un aumento excesivo de la temperatura, podría crear más averías en otras áreas del vehículo. Para prevenir este problema, es importante asegurarse de que el convertidor de par esté lubricado adecuadamente y cambiar el líquido de transmisión regularmente según las especificaciones del fabricante.

convertidorpar.webp

SimpliCAR está acá para solucionar tus problemas vehiculares

Si tienes alguno de estos principales problemas de transmisión, simpliCAR puede solucionar y gestionar tu problema de una manera fácil y efectiva. Trabajamos con talleres de primera calidad, los cuales pasan por un proceso de filtración y selección de acuerdo a estándares preestablecidos basados en calidad de servicio, precios competitivos, óptimas condiciones, y circunstancias de nuestros clientes. Puedes ir a nuestra página de inicio para registrarte en nuestro sistema e iniciar un servicio específico a través de nuestro WhatsApp

Agenda tu servicio aquí